domingo, 9 de mayo de 2010

La vida desde mi tejado: (I) Domingos Grises



Esta es , tal vez, la imagen que refleja mejor el significado de este blog, tomada desde mi tejado, el lugar desde donde intento despejar mi cabeza cuando hay nubes de domingo acechando.
El domingo es un día muy particular para todos, para unos es su día de descanso, para otros es el día del señor, otros no saben si siguen en sábado o en domingo...pero para mi es un día muy peculiar, es mi día de reflexión involuntaria, en el que siempre me abordan sin querer dudas sobre lo que hago, lo que no he hecho y lo que voy a hacer.
Mi domingo empieza después de comer, en el momento que me levanto de la mesa y me dirijo hacia una larga tarde de tormentas inventadas y largos paseos a ninguna parte.
Salgo de casa con la intención de oxigenarme, buscando en calles, callejones y avenidas la respuesta a mi borrasca dominical, con cada paso voy despejándome y camuflándome entre la gente que pasa por mi lado , imagino como son sus vidas , imagino como deben ser sus tardes, me fijo en las luces de las casas y puedo intuir la típica escena de tarde de sofá, manta y película mala de la que intento escapar domingo tras domingo bajo el mismo cielo gris que me acompaña hasta que llega la noche, momento de recogerse con un montón de pensamientos fugaces , visiones y la sensación de tranquilidad que me llena al pensar que me quedan otros siete días para terminar de comer y salir de nuevo a la calle a pensar en mis cosas.

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar